sábado, 11 de septiembre de 2010

El silencio de los Quandt


n el 2008, los alemanes miraban perplejos el documental (1) acerca de una de las más ricas e influyentes familias locales: los Quandt, dueños del 46,6% de la BMW y con una fortuna calculada en 20 mil millones de euros. Hasta entonces,un pulcro silencio ocultaba el pasado de la dinastía empresarial.








Günther Quandt, hijo de un fabricante de paños en la época de los Kaisers, se hizo rico durante la Primera Guerra Mundial con la producción de uniformes para los soldados. Los años de guerra también le fueron favorables para adquirir en inmejorables condiciones, empresas industriales en bancarrota (debido a la crisis económica y la inflación). Comenzó a diversificarse y se concentró sobre todo en la fabricación de baterías en la fábrica AFA (hoy Varta) y el ascenso de los nazis le proporcionó excelentes oportunidades. Se unió al partido de Hitler (NSDAP) y mantuvo relaciones estrechas con los nazis más prominentes.



Magda, ex esposa de Quandt, fue determinante en el vínculo del empresario con el Tercer Reich. Tras su divorcio de Günther, la mujer se había casado en 1931 con Joseph Goebbels, y el Ministro de Información y Propaganda, había adoptado también al hijo de Günther, Harald.



Günther Quandt se convirtió por entonces en uno de los mayores magnates de armas. Sus baterías eran un importante componente para los vehículos militares y la AFA abastecía municiones, fusiles, artillería, baterías para submarinos y también el cohete V2 de largo alcance durante la guerra. Hitler le dio el título de Wehrwirtschaftsführer, (Líder de la Economía de Armamento).


Hacia 1943 Quandt cedió parte del terreno en que estaba situada su fábrica en Hannover para edificar un campo de concentración. Allí, de acuerdo a la investigación, fueron obligados a trabajar en la fábrica, los prisioneros, esclavos del nazismo. Sin ropa de protección, eran expuestos a los gases tóxicos producidos por metales pesados. La mayoría no lograba sobrevivir.


Terminada la II Guerra, las fuerzas aliadas organizaron la persecución de los barones industriales como Flick, Krupp y los directores de los productos químicos IG Farben conglomerado-que había producido el gas Zyklon B utilizado en las cámaras de gas. Fueron llevados al Tribunal de Crímenes de Guerra de Núremberg por crímenes contra la humanidad y esclavitud y varios fueron condenados a prisión y la confiscación de su fortuna. Günther Quandt no.



Algunas de las fábricas de baterías estaban dentro de la zona británica de ocupación y rápidamente su hijo Herbert, comenzó a producir baterías para los sistemas de armas británicos a cambio de protección. La familia, luego de un breve paréntesis, volvía a los negocios.



¿Por qué los Quandt nunca fueron acusados por sus crímenes de guerra? El documental dice “porque en esos momentos la reanudación de la producción primó por encima del deseo de depurar a fondo el negocio de la elite…”



Luego de la muerte del patriarca en 1954, los capitales de la Quandt Holding fueron divididos por partes iguales entre los dos hijos del hombre: Herbert y Harald (el primogénito de Magda Goebbels)


Según la revista Forbes, los miembros de la familia Quandt están entre los 100 alemanes más ricos de la actualidad. Y aunque su silencio ha comenzado a quebrarse y serán acusados formalmente por crímenes de lesa humanidad, la relación de sus herederos (2) con la actual elite económica alemana, al parecer, goza de muy buena salud.

















1) Dirigido por Eric Friedler y Barbara Siebert, el documental narra la historia de la familia Quandt y el origen de sus fabulosas riquezas. La investigación, realizada entre los años 2002 al 2007 en diversos archivos alemanes y extranjeros, revela la utilización de mano de obra esclava durante la II Guerra Mundial y ha dado como resultado importantes pruebas para una acusación formal por los crímenes.

2) La cuarta generación de la familia Quandt no ha permitido jamás el acceso a sus archivos privados ni existen biografías autorizadas acerca de ninguno de los miembros de la saga.







**Un libro: «Die Quandts» (editorial Campus), de Rüdiger Jungbluth, recientemente publicado. 


***Artículo relacionado: Frau Magda Goebbels

16 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

En el horror de la guerra siempre está también el horror del hambre y de algunos que disfrutan del lujo y el poder gracias al sufrimiento de los otros. La inmoralidad de varias familias y grupos enriqueciéndose con el negocio de las armas y todo lo que va de la mano, fue y es la realidad, aunque nos duela. y también la injusticia y la impunidad, claro.
Un abrazo.

Marcelo dijo...

Puntazo para Usted, Susana. Absolutamente huérfano estaba de la historia de este caballero. Me pregunto quien merece un infierno peor. Los fanáticos como Goebbels o simplemente los que hacen negocios sin mirar a quien....

lisebe dijo...

Un ejemplo de lo que ahora en España se está viviendo con los archivos que no quieren que sean abiertos se aí que el juez Garzón haya sido destinado fuera a la CEUU. La historia siempre se repite.. a pesar de queremos taparla.
Está muy bien destapar lo que pasó en aquella época queda al descubierto y te felicito mi querida Susana.

Pero tenemos personajes como El Sr. Millet gerente del Liceo Catalá, que se llevó muchos millones de euros y ha dejado a más de mil personas sin empleo. y la justicia todavía no se pronucia..

El Sr. F. Franco hizo desaparecer a miles de españoles enterrados muchos en tierra y no hay justicia.. es más se tapa el tema diciendo que la historia es pasado..
Tengo que agradecer alas madres de Mayo de Argentina y la juez que instruye el caso que haya reabierto estas escabrosas desapariciones.. y de paso hacer justicia después de 60 años como mínimo.

La gente indolente y desaforada traspasa la época y los gobiernos..

Es triste que nos digamos SERES HUMANOS.. ¿no crees?

Besos mi cielo y gracias por abogar y que se sepa que existen y han existido este tipo de seres depredadores por dinero honor y fama..

Pero hay un dicho que dice: " A todo cerdo le llega su San Martin" ( su muerte)

Mas besos y perdona por encenderme con estas cosas.. no es muy habitual en mí, tesoro mil perdones por desbocarme

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¿Quemará alguna vez el dinero en las manos de los herederos cuando se enteran de donde vienen y que ellos los derrochan como tal cosa, que son el resultado de miles y miles de seres humanos y además de la forma más horrible que se ha conocido?

No se me ocurre otra cosa después de leerte, Susana.

Me pongo en el lugar de esos herederos, me me da pánico nada más pensarlo. Ay que ver comose nos educa, para que todo resulte normal, pero ¿no tiene pensamiento propio?

No quiero darle más vueltas, que me indigno y me entra la "mala uva"

Por eso, mejor fe dejo todo mi cariño y millones de besicos.

Fernando Terreno dijo...

¡Para leer con el conturón de seguridad colocado!

Beelzenef dijo...

Siempre habrá algún poderoso que escape de las garras de la justicia. Al fin y al cabo, el poder no se pierde, tan solo pasa de manos.

Abrazos fuertes y cálidos, junto con miles de besos

América dijo...

Hola Susana.

Ayer le di una primera lectura al artículo,me quedo con una frace tuya"partícipes necesarios de todo este horror y tan culpables como éstos-"...Una espiral interminable que solo el tiempo y la historia destapan y la impunidad larga alcanza las generaciones que siguen,ahi es un asunto moral para muchos vista la procedencia del patrimonio pero es conciencia y parece tener precio.

Buena entrada que completa muy la historia de Magda Goebbels.

Verbo... dijo...

Los alemanes.

Se distinguen.

No solo por su formación y disciplina, sino, por su constante deseo de superación en todas las áreas.

En cuanto a la sensibilidad que desarrollan los alemanes hacia la humanidad, es que tengo serias dudas, deben haber sus excepciones, el mundo ha cambiado.

Hubo un gran poeta alemán.

Rainer M. Rilke, sensible poeta alemán, casi místico, de los pocos.

Besos.

ANTIQVA dijo...

Hubo un tiempo en que la practica mayoria de los alemanes aclamaba a Hitler por las calles, enloquecidos... Los ricos, con mas razon, claro...

Hoy parece increible, pero no debemos olvidar que aqui, en España, mataron a cientos de miles de personas y todavia siguen tirados en las cunetas... Y si un juez intenta averiguar lo que paso, intentan meterlo en el trullo...

Asi estamos, Amiga...

Isabel Romana dijo...

A veces tengo la sensación de que se salvaron más nazis de los que finalmente fueron procesados. El dinero limpia mucho...
Saludos cordiales.

Golem dijo...

Un artículo impresionante y muy instructivo. La historia siempre nos depara sorpresas.

Saludos

Isora dijo...

Aaaaahiii, que es mi tercer intento para que me publiquen mi comentario, error, error... jajaja.

Quería decir que siempre es lo mismo, el mundo está lleno de desaprensiv@s que se aprovechan de las malas épocas, de las guerras, de las crisis, del hambre... para enriquecerse a costa de lo que sea. A ell@s les da igual el sufrimiento o las miles de personas asesinadas. Por encima de todo están ell@s, sus fanatismos, y la riqueza que anhelan.
Esto ha pasado y seguirá pasando siempre, da igual la época o el lugar, siempre habrá gente así... qué pena.

SUSANA, enhorabuena otra vez por como tratas este tipo de temas.

Besos y Sonrisas para tí!

Stanley Kowalski dijo...

Por fin pude llegar! Quién dijo que las ex esposas sólo te sacan dinero?
Magda es una excepción a la regla (en varias cosas, claro está).
Este artículo es fascinante, lástima que el video esté en alemán y no entiendo nada; pero con lo que contás me hice un festín!

Estamos en el 2010, y continúan apareciendo estos secretillos de 1945! Cuánto más no sabemos?

No hay nada que hacerle, cuando hay mucho dinero no hay ni crimen ni castigo. Y así seguirá siendo. Lamentablemente. Y por casa como andamos? Brillantes negocios se hicieron con los nazis. Nos enteraremos algún día de toda la verdad? No lo creo.

No tenés idea de lo que me gustó este post! Lamento haber tardado tanto en leerlo.

MIS MÁS CÁLIDAS FELICITACIONES!!
COMO INVESTIGADORA, LLEVARÍAS AL OCASO A MÁS DE UNO!

MILES DE BESOTES, DIOSA DE MI CORAZÓN!

Marcelo dijo...

En plena lectura de "Joseph Goebbels, vida y muerte" de Toby Thacker, recordé esta entrada a ver qué se decía del caballero y por ahora, que estoy en la mitad del libro y Magda ya se casó con Goebbels, poco dijeron el autor y Goeebels en sus diarios. Por ejemplo me gustaría saber por qué Quandt y Magda se separaron y por qué Goebbels adoptó a Harald...
Y releyendo tu entrada y mi reflexión ,me sigo preguntando lo mismo...
Un saludo!

SUSANA dijo...

De acuerdo a distintas fuentes, Günther Quandt fue siempre y sobre todo cuando se casó, un consumado, pertinaz y público mujeriego. Si a esa afición le sumamos lo que hoy llamaríamos “workaholic”, Frau Magda de veinte años, sólo veía a su marido en fotos y para los eventos sociales. El matrimonio comenzó a declinar, luego del nacimiento de Harald y cuando la mujer comenzó un indiscreto romance con un judío guapo y varios años menor que su esposo, se precipitó la separación.
Magda y Günther sin embargo, se arreglaron para ser buenos amigos y esta amistad en el futuro se extendió al nuevo esposo Goebbels.
Aunque al principio Harald vivió con su padre Günther (dejando en libertad de acción a la mamá) las constantes visitas a la casa de los Goebbels, el nacimiento de sus seis hermanitos, la especial atención que recibía su madre como “primera dama del Tercer Reich” y sobre todo, la excelente relación y afinidad con su padrastro (hay muchas filmaciones en el jardín de la casa que los muestran divertidos, abrazados) determinaron que Harald regresara al lado de Magda y Joseph hasta terminar el bachillerato en 1940 e ingresar a la Luftwaffe. Todo parece indicar que Goebbels tenía un sincero afecto por Harald Quandt y viceversa. La adopción fue de común acuerdo entre partes, tanto que no afectó la herencia de su padre biológico, recibió el 50% de la compañía.
Espero le sea útil esta info. Saludos.

Marcelo dijo...

Muchísimas gracias! Me quedó clarísimo. Aunque creo que no la pegó Magda en algunos sentidos. Porque Goebbels también era mujeriego y adicto al trabajo, no? Y lo de Harald, muy ilustrativo también. Unico sobreviviente de la hecatombre familiar que se produjo el 1º de mayo de 1.945, además...