lunes, 22 de noviembre de 2010

El Gigante


Hace 100 años, en la estación ferroviaria de Astápovo, un hombre moría solo.
“…el viejoTolstoi escapaba de sí mismo. Concluyó en esa estación porque estaba en fuga de su hogar, de su esposa, de todo el clima de normalidad burguesa que lo rodeaba. Escapaba de su origen de aristócrata y propietario rural, de las contradictorias relaciones con sus campesinos, que hasta su teórica liberación habían sido los "siervos de la gleba" (es decir, virtuales esclavos). Escapaba, también, de su gran obra literaria que había terminado por repudiar. Entre el humanista y el escritor, elegía al humanista, y como filosofía de vida, al activo pacifismo que había promovido y que, entre otros, adoptó Gandhi. Escapaba, en realidad, de una parte decisiva de su pasado, de una existencia que los demás juzgaron ejemplar y productiva, y que él mismo concibió manchada por el pecado y la soberbia”1)



Por mi Natacha Rostov, Maria y Andrei Volkonsky y el entrañable Pedro Bezukhov;  por la rebelde y trágica Ana Karenina; por Ivan Ilich y el héroe Hadzi-Murad; por las noches de invierno, el frufrú de las faldas, las cintas en los cabellos, el samovar, tu tutela… Спасибо, Мастер! La niña de los mil sombreros no te olvida.
















1)Fragmento y artículo recomendado: “Memoria de un gigante”


6 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Pero un enorme gigante. Fue grande en todos los sentidos, un gran hombre y quizá no todo lo conocido como se merece, al menos en esta generación más reciente, ¡creo!

Me alegra saber que vuelves a este blog que te esperaba.

Besicos a mogollón, puñaitos y llenos de montones de cariñillo.

SUSANA dijo...

Nani! Buenos Días!

Este blog tiene su magia. Cuando entré, me dio la impresión de que ambas estábamos paradas ante la pintura de Tolstoi, en un espacio grande y solitario, como un museo.

Gracias por compartir el encantador viejito. Llevás razón, para muchos en la actualidad, es sólo un autor clásico que intimida con el volumen de sus obras.

Besicos mil mi andaluza guapa y queridísima!!!

América dijo...

"Hay sobre la tierra millones de hombres que sufren: ¿por qué estáis al cuidado de mí solo?"....
Ya se extraña este espacio y sin duda amiga de la mano de Tolstoi ,el gigante,yo creo que la esencia de su obra es intemporal,como escritor y como hombre au sombra es dilatada .He consultado el artículo que recomiendas,"Con Tolstoi debe empezarse cronológicamente al revés, es decir, a partir del momento de su muerte" ...Y sin duda "A cien años de su muerte, Tolstoi, concordemos o no con sus excesos y caprichos, nos conforme o no lo explícito de su ideología, puede ser aún leído con interés y fruición. ¿A cuántos escritores de hoy les pronosticaríamos lo mismo?".

Muy aguda al traernos a esta figura una nota más de buena lectura y reflexión.

Un fuerteeeee abrazo!

SUSANA dijo...

Leíste el artículo! Es bueno y me pareció compartirlo, también la efeméride. El autor dice "puede ser aún leído con interés y fruición" Sólo Guerra y Paz tiene -según la edición- 1120 páginas y en tiempos de "mensajes cortos" me parece necesario ser algo más elocuente para invitar a abordar semejante mamotreto Jajajajajà!

Como fuere, me hubiera gustado disponer de tiempo para contar algo más sobre la obra de este autor que marcó muchos puntos de inflexión en mi vida. Será para la próxima! Muchas Gracias mi América Querida! Abrazote fuerteeeeeeee!

Marcelo dijo...

Sé cuanto lo admirás y gracias a tus charlas, tengo los dos volúmenes de Ana Karénina esperando el momento oportuno en mi biblioteca.
Un beso!

Beelzenef dijo...

Es increíble ver los cambios que se producen en las personas. A veces es necesario ver su propia vida más que su obra artística: he ahí la verdadera batalla.
Saludos miles, besos y abrazos