domingo, 6 de marzo de 2011

Aufhebung


Allá por el siglo XIX Hegel encontró que el fascinante y ambivalente término “Aufhebung”  se ajustaba con comodidad al tercer movimiento de su dialéctica, tanto, que no dudó en utilizarlo en su Enzyklopädie der philosophischen Wissenschaften. El vocablo alemán significa dos cosas aparentemente contradictorias: “suprimir” y “conservar”, aunque el castellano lo traduzca económicamente como “superación”.  

Aufhebung es un logro y al igual que la síntesis, una vez alcanzado tiene la particularidad de convertirse automáticamente en una tesis que será confrontada con su antítesis y en forma dinámica e ideal volverá a encontrarse con una nueva síntesis: la Aufhebung que suprime los pensamientos anteriores, pero conserva lo mejor de ellos, lo positivo. Y los enriquece y perfecciona llevándolos a un nivel superior.

Fuera de la dialéctica esta bella palabra –femenina en su origen (die)- suele prestar también buenos servicios. Es interesante asociarla a las relaciones interpersonales y sus distintas etapas: pensar en Aufhebung como la reconciliación entre distintos pareceres y posturas y aceptar su propuesta de continuidad; ¿Incorporarla a la vida cotidiana para construir amistad, pareja…? Claro que sí.

Porque en resumidas cuentas, reconocer el movimiento vital, entender  los cambios como necesarios e inevitables, asumir las confrontaciones y finalmente conquistar la Aufhebung, es volver a empezar una relación mejor… con la misma persona.  

4 comentarios:

lisebe dijo...

En aleman voy a ir ... el vocablo es el mismo de estar.. por lo tanto entender a un alemán o alemana es haber vivido con ellos... (Yo lo estuve por unos cuantos años) Y es ahora que aún no puedo entender a mi Johanes Klaus.... Imaginaté en un siglo pasado .... (Conste que estuve una década..)

Besos mi querida amiga

SUSANA dijo...

Mi Lise: Qué bonito encontrarte por aquí! No sabía que habías vivido en Alemania, y una década!) Contame cuando puedas de tu experiencia, debió ser muy interesante...
(Tengo entendido que el vocablo para el verbo estar es Aufenthalt, pero Vos me dirás. Mi alemán está lejos de ser excelente!)

También te pido que me digas un poquito más respecto de Johannes Klaus! Definitamente es la primera vez que leo sobre él y me has dejado intrigadísimaaaaa!

Muchas Gracias amor por acercarte a este lugarcito que de verdad, tenía muyyyyy abandonado! Besitos meine liebe Freundin!!!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Cada día me sorprendes más mi querida Susana. Sí, ya veo que escribes de muchas más cosas y ahora me hablas de superación. Algo tan neceserario en la vida, en las crisis que sufrimos, en las etapas de nuestra vida y de todo lo que se relaciona con nosotros. "Suprimir y conservar, igual a Superación". Filosofía pura y dura me enseñas hoy, ¿No Susana, o vas por otros derroteros? No esgtoy muy puesta en estos menesteres y además, voy a tener que llamar a mi marido si sigues con términos alemanes, aunque no creo que se acuerde mucho de sus cuatro años de emigrante, además allí debió practicar más lo significaba trabajar, comprar comestibles y conseguir el cambio de marcos en pesetas y poco más.
Aparte de bromas (lo explicas magníficamente), me ha encantado leerte en esta nueva faceta. La foto es preciosa.
Besicos a puñaitos y a mogollón con todo mi cariño, "miarma".

SUSANA dijo...

Lo has interpretado perfectamente Nani, por allí va el tema. El pensamiento arranca desde una situación muy común a nuestro tiempo: la brevedad de las relaciones entre las personas y esa dificultad para superar las diferencias.
Hegel nos “presta” este bellísimo vocablo “Aufhebung” y también nos invita a pensar. En toda relación humana hay un primer momento (síntesis) que convoca y une, generalmente mediante las coincidencias. Pero en el tiempo, aparecen (para los amigos y las parejas por ejemplo) las diferencias (antítesis). Muchas relaciones no pasan de esa instancia y sencillamente se rompen. Pareciera más sencillo comenzar de nuevo con nueva gente, que superar esa barrera y darse mutuamente la oportunidad de hacer crecer una relación.
La “Aufhebung” propone construir teniendo en cuenta lo mejor y más positivo de la instancia anterior y suprimir el resto. Permite “superar” para “conservar” y decididamente nos lleva a un nivel superior. Y vale, se me ocurre, tanto para las personas en sus vidas, como para los pueblos en su conjunto.
Jajajajajajajaja! Y no, no hace falta que llames a tu esposo, tampoco mi alemán es gran cosa y en el tiempo he perdido mucho vocabulario! Me alegra compartir estas “insolencias” con Vos, que no son otra cosa! Muchos besicos mi andaluza querida, y Muchas Gracias por acompañarme!